[Total:4    Promedio:4.3/5]

Aceptación

Frases de Crecimiento Personal

  • La Sabiduría se halla en la forma en que te desnudas ante ti mismo y sólo existe Infinita Aceptación.

    Aceptación es tomar la realidad tal y como es, más allá de los juicios y creencias personales. Es un ejercicio que nos permite ver la sabiduría de cada situación, de todo lo que vivimos, independientemente de nuestros puntos de vista individuales. Y para ello, lo más recomendable es empezar por nosotros mismos ya que somos el epicentro de nuestra propia existencia. Aceptación de la transitoriedad de lo que vivimos, de cómo somos hoy y de qué podemos hacer en el momento actual, con las condiciones actuales, para ser más felices. Una mayor conciencia de ese epicentro y una coherencia que nos mantenga despiertos frente a todo lo que vivimos, desde ese escenario de observación más allá de nuestras opiniones, nos ayuda a ser responsables desde el desapego de nuestros límites mentales.

aceptación

  • La Conciencia es la presencia de ti mismo en cada momento y en todo lo que existe

    Aceptación es la práctica continua de sentir el presente permaneciendo en él como única realidad. ¿Cuántas veces te has sorprendido yéndote mentalmente al pasado huyendo de la realidad que vives en el presente porque no te agrada o, simplemente, porque te gusta más lo que viviste que lo que vives en el aquí y ahora? La conciencia del momento presente requiere aceptar lo que se vive, lo que se siente, lo que se expresa y lo que se piensa en el momento actual.

aceptar y presencia

  • Puedes quejarte o tomar conciencia. Tú decides

    Puede que la queja sea el desahogo más habitual del ser humano. Y es humano, nunca mejor dicho. La aceptación implica prescindir de ese mecanismo como automatismo para funcionar en la vida. Se trata de una cuestión de responsabilidad personal y de utilizar formas más constructivas de funcionar en la vida. Porque al fin y al cabo, piénsalo. ¿De qué sirve quejarse continuamente? Muchas veces tenemos el vicio de quejarnos en lugar de tener la costumbre de tomar acciones o decisiones que nos permitan resolver nuestros problemas de una manera más eficaz y eficiente. De lo que no hay duda es de que la queja no resuelve gran parte de los problemas.

fluir y aceptar

  • Cuando sueltas el control te permites abrirte al aprendizaje en cada experiencia con humildad. Y eso es infinitamente enriquecedor para tu evolución interior

    Aceptar es recibir el aprendizaje de lo que vives sin resistencias. Aceptar es soltar la creencia de que las cosas deberían ser como te gustaría desde tu punto de vista. Aceptar es prescindir de la necesidad de controlar que las cosas salgan como te gustaría desde la obsesión, la preocupación extrema y el caos. Aceptar es, como habrás podido comprobar, un arte en sí mismo. Una filosofía de vida de total apertura ante los aprendizajes de la propia vida.

soltar el control y aceptar

  • Felicidad es aceptar, honrar y agradecer lo que tienes en el aquí y ahora

    Sin aceptación resulta mucho más difícil avanzar en la vida. El problema sucede cuando queremos avanzar en la vida y no hemos resuelto nuestro pasado con gratitud y conciencia. Forma parte de la aceptación. Sin ello, no hay forma de que la vida te abrace, te bendiga. Por eso, si en tu vida aparecen los tropiezos, los descalabros, el caos, pregúntate qué parte de tu vida todavía te queda por aceptar, por honrar, por agradecer. Todo ello no es más que una llamada del pasado para que puedas sanar lo que se quedó por resolver.

felicidad y aceptacion

  • Eres perfectamente diferente. Ámate por ello. Acéptate por ello. Sé tú mismo incondicionalmente

    Ser uno mismo es un trabajo que, aparentemente no debería ser demasiado difícil. No obstante, en una sociedad que nos exige y que, desde diferentes esferas (la personal, la familiar, la laboral), se espera mucho de nosotros, ¿en qué medida somos libres para dejar de estar sometidos por condicionamientos sociales que atentan directamente a nuestra naturaleza esencial? Por ello no está de más echar un vistazo a todas esas partes de nosotros que no aceptamos y que escondemos para no defraudar a nuestros padres, nuestros amigos, nuestra pareja. Ser diferente es lo que nos hace únicos. La cuestión es: ¿Estamos dispuestos a pagar el precio por ser nosotros mismos?

conciencia y aceptar

  • Honrar la vida es agradecer cada etapa reconociendo su valor y abriéndose a lo nuevo totalmente

    Aceptar lo que lleva cada etapa y que no nacemos con la lección aprendida es clave para avanzar hacia lo nuevo. Si nos reprochamos a nosotros mismos o a los demás dejamos de vivir en el presente y focalizamos nuestra fuerza y nuestra energía en el pasado, en la culpa, en el arrepentimiento e inevitablemente aparecen los bloqueos, los tropiezos, las angustias y las posibles depresiones. Una mirada al frente con la conciencia de honrar la vida hasta ahora vivida nos llena de fuerza y orden interno, muy necesarios para estar en ella con plenitud.

crecimiento personal y consciencia

  • Aceptar significa abandonar las creencias que te llevan a definir cómo debería ser el mundo según tu perspectiva recuperando tu inocencia

    Nadie está en posesión de la Verdad absoluta. La Verdad no es alcanzable en sí misma por el ser humano que enjuicia y que tiene una opinión de las cosas porque en dicha opinión aparecen sesgos derivados de interpretaciones personales por la educación, la idiosincrasia, etc. Los filósofos hablaban muchísimo acerca de todo ello. Las creencias nos permiten identificar el mundo en base a la información de la que se caracterizan dichas creencias; no obstante, las creencias nos permiten ver la realidad desde un punto de vista particular y no de una forma global. La aceptación no implica renunciar a las creencias sino no dejarse llevar por ellas, sin dar nada por supuesto, sin entrar a valorar en el concepto dual de bueno-malo. La aceptación es recibir con conciencia la información que me presenta la vida y aprender en base a lo que en ese momento me quiere trasmitir, sin entrar en el juicio, en la queja recurrente ni en el drama.

aceptación incondicional

  • Abrazar el caos con conciencia y amor es la única manera de estar en orden con la vida

    En relación a lo anterior, aceptar no es siempre estar genial. Aceptar implica algo mucho más consciente. Aceptar es reconocer que estoy jodido en un determinado momento y lo vivo. Aceptar es respetar que hoy no puedo o no sé superar esta situación y reconocer mi debilidad y mi vulnerabilidad cuando las circunstancias me sobrepasan. Aceptar es abrazar el caos, la angustia y la preocupación como parte de un proceso temporal que estoy viviendo. Todo ello es aceptación.

aceptar la vida con amor

 

Fernando Ángel Coronado
Agente de Cambio y Transformación Personal

 

Escrito por 

Lic. Dirección de Empresas. Coach Personal y Agente de Cambio. Especialista en Coaching Sistémico. Facilitador de Cambio De Creencias y Reprogramación Subconsciente ®. Formador de grupos de Desarrollo Personal y Transpersonal.

    Encuéntrame en:
  • facebook
  • googleplus
  • linkedin
  • twitter

Uso de cookies

Este página web utiliza cookies para que puedas tener la mejor experiencia de usuario posible. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento expreso para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace si quieres saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies