[Total:3    Promedio:5/5]

TOP 7 Razones Para Trabajar Con Un Coach

Motivos para contratar a un coach

Definirás mejor tus objetivos y acciones a llevar a cabo para lograrlos

Un coach profesional tiene y dispone de las competencias necesarias para saber identificar cuál es la mejor manera de acompañarte a la consecución de tus objetivos. Pero un momento, ¿te has parado a plantearte cuáles son tus objetivos realmente? ¿Están definidos o en cambio, son conceptos e ideas que quedan todavía por desarrollar y darles una forma? Un coach te facilita una visión más clara y consciente de la definición de tus objetivos (personales o profesionales). Si tus objetivos no están definidos difícilmente podrás definir de una manera contundente las acciones para materializarlos. Es decir, ¿para qué quieres un mapa si no sabes dónde vas? Uno de los beneficios de trabajar con un coach es precisamente incidir sobre el perfilar los objetivos y el plan de acción para llevarlos a cabo.

Tomarás conciencia de tus planteamientos internos, creencias y obstáculos personales

Posiblemente pienses que no necesites que nadie te ayude a definir tus objetivos ni te diga lo que tienes que hacer para lograrlos. Permíteme aclararte que ésa no es la labor de un coach. Un coach te da perspectiva y te suministra las vías e incluso abre tu mente para que seas tú mismo quien logres dar con la solución para solventar o mejorar aquello que tú no ves en relación al objetivo que persigues. El coach que se precie de serlo no te dirá lo que tienes que hacer sino que su trabajo consistirá en darte el apoyo adecuado para lograr tu objetivo. A veces es una cuestión de replantearte afrontar lo que te preocupa de otra manera; otras veces se trata de que el bloqueo surge por una falta de organización de ideas; incluso otras veces sencillamente necesitamos reflejarnos en una segunda persona para saber cómo tus creencias conscientes o subconscientes impiden que optimices tu energía en relación al objetivo que persigues.

Te ahorrarás disgustos, errores y pérdidas de tiempo innecesarias

Es difícil que las personas podamos realizar cien funciones a la vez y ser óptimas en todas y cada una de ellas. Te propongo que pienses en la cantidad de cosas que realizas al cabo del día en un determinado ámbito. Estoy convencido de que podrás identificar que no siempre puedes ser todo lo eficiente que te gustaría. Por eso es necesario aprender a delegar funciones. Por ejemplo, un buen comunicador de marketing no tiene por qué saber llevar a la perfección la contabilidad de la empresa sino que, en todo caso, necesita a alguien que pueda hacer esa función para él poder disponer de su tiempo y su energía para realizar su función principal. El coach acompaña en la toma de perspectiva y la asignación eficiente de tu energía, lo que te vuelve más productivo. Eso significa menos errores, menos desgaste personal y mayor tranquilidad a la hora de sentirte apoyado en tu objetivo.

Te acompañará hasta donde tú sientas que te puede ayudar

Trabajar con un coach es algo temporal. Como la palabra “temporal” es muy amplia te diría que trabajas con él en la medida que te acercas a tu objetivo. Cuando ya has conseguido tu objetivo, quizá no necesites más de su acompañamiento a no ser que replantees nuevas metas que lograr si así lo sientes. Y es perfecto como es. Está bien. Yo te recomiendo encarecidamente que te plantees esta posibilidad una vez hayas terminado tu proceso de coaching por primera vez debido a que la vida avanza y es natural plantearse nuevas ambiciones. Es decir, incorporar la figura del coach a tu vida como una persona que te facilita la consecución de tus objetivos de la misma manera que el osteópata te ayuda a mejorar la postura corporal o tu nutricionista te ajusta las dietas según tus necesidades.

trabajar con un coach

Te facilita una toma de poder desde la responsabilidad por tu propia vida

Como te he comentado anteriormente si vas a trabajar con un coach debes tener algo muy presente. Él no va a hacer nada por ti que tú no quieras hacer por ti mismo. A diferencia de un consultor el coach no tiene “la obligación” de (de hecho no es su deber) darte la solución a lo que planteas. El coach no es un solucionador de problemas que tiene un montón de trucos para sacarte del apuro. Un coach no es un salvador. Un coach no ejerce juicios sino que se mantiene imparcial ante lo que tú le planteas. El coach te facilita una toma de poder haciéndote responsable de lo que quieras para ti en cada momento. Tú pones la meta, el coach te ayuda a definirla y a trazar acciones para conseguirlo de una manera adecuada. Pero eres tú quien asumes la responsabilidad de lo que quieras conseguir.

Aumentarás tu capacidad de gestionar tus habilidades, talentos y competencias… y mil cosas más

Quizá, cuando te pongas a trabajar con un coach, te percates de que lo que necesitas es hacer un buen uso de tus competencias personales o profesionales, gestionar tu talento y tus capacidades, tomar una nueva dirección en tu vida, impulsar algunas habilidades para ser más eficaz en tu tarea diaria… y mil millones de temas que te puedas imaginar. Lo cierto es que el coaching es un ámbito muy amplio que permite trabajar a muchos niveles (personalmente, empresarialmente, por equipos, familiarmente…).

Te ofrece mejorar tu vida y subir de nivel

Imagina por un momento que tuvieses la opción de cumplir y vivir los sueños que te has imaginado desde bien pequeño. ¿Cómo te sentirías? ¿Cuál es la emoción que te embriagaría? Te propongo hacer este ejercicio con cada uno de ellos. Y cuando ya lo tengas, hazte la pregunta: “¿Mejoraría mi vida si los consiguiese?” “¿Cuánto?”, “¿En qué lo notaría?”, “¿Qué sería diferente en mi vida?” Y después, para rematar la toma de conciencia pregúntate: “¿Y cuánto esfuerzo estoy dispuesto a hacer para cumplir esos sueños?” Y desde la respuesta honesta, decide si merece la pena trabajar con un coach. En realidad un coach no obra milagros pero te da la opción de reventar los obstáculos que te distancian de ellos. La magia está en ti, en tu capacidad de apostar por ti. Ahora, tú decides. 😉

 

Fernando Ángel Coronado

 

Escrito por 

Lic. Dirección de Empresas. Coach Personal y Agente de Cambio. Especialista en Coaching Sistémico. Facilitador de Cambio De Creencias y Reprogramación Subconsciente ®. Formador de grupos de Desarrollo Personal y Transpersonal.

    Encuéntrame en:
  • facebook
  • googleplus
  • linkedin
  • twitter

Uso de cookies

Este página web utiliza cookies para que puedas tener la mejor experiencia de usuario posible. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento expreso para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace si quieres saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies